viernes, 21 de marzo de 2014

domingo, 12 de enero de 2014

No confirmada

La visita de Roger Hodgson a nuestro país en el 2014 no fue confirmada por su management. Aún cuando pudieran existir negociaciones con Ake Music, la productora local, todavía no hay fecha ni lugares para shows en este año.
Esto contradice la publicación efectuada por el diario Clarín del viernes pasado y difundida por este blog.
Ojalá las negociaciones (si las hay) lleguen a buen puerto y que la quinta visita de Hodgson a nuestro país se haga realidad.

viernes, 10 de enero de 2014

Roger Hodgson en Argentina, 2014


Aquiles Sojo, titular de Ake Music, confirmó la presencia de Roger Hodgson en nuestro país para este año. Ake Music es la productora que trajo cada uno de los shows que Hodgson ofreció en Argentina. En principio, las actuaciónes serían en el teatro Gran Rex, aunque aún no están confirmadas las fechas.
La noticia fue publicada en el suplemento "Sí" del diario Clarín de hoy.

  




jueves, 21 de marzo de 2013

¡Feliz cumpleaños!

Hoy, 21 de marzo, Roger Hodgson cumple 63 años. Nuestros mejores para él desde Argentina. Este hermoso video fue realizado por Ana López, del Fan Club de España.

martes, 5 de febrero de 2013

"Give a Little Bit" en publicidad argentina en el SuperBowl.

Publicado en el diario "Clarín" de hoy.
Que el SuperBowl es el evento más caro y codiciado por las marcas de todo el mundo no es noticia. Que los principales anunciantes inviertan unos US$ 4 millones por cada aviso de 30 segundos, sorprende. Pero que por primera vez un argentino le haya puesto el sello de autor a una publicidad realizada en el país y elegida por Coca Cola de Estados Unidos para ser emitida durante el SuperBowl del domingo, tiene que salir en los diarios. Martín Mercado, jefe creativo de Young & Rubicam, ya ganó todos los premios internacionales de publicidad, pero ahora se anotó el Super Tazón en su curriculum. Su publicidad “Security Cams”, realizada por la productora Landia y dirigida por Andy Fogwill, llegó el domingo a más de 300 millones de personas solo en EE.UU. El aviso fue el segundo más visto. Mercado y Fogwill recopilaron durante cinco meses imágenes de cámaras de seguridad de todo el mundo en busca de situaciones románticas, escenas de amor, encuentros de amigos, hechos heroicos. Con ese material, y de fondo el tema “Give a Little Bit” del Supertramp Roger Hodgson, editaron 90 segundos de una publicidad que Coca Cola de México lanzó en 2012 con el slogan “Miremos la vida con otro Cristal ”. El domingo, por los costos del segundo de aire, el minuto y medio se transformó en un video de 30 segundos y llegó al SuperBowl que ganaron los Cuervos de Baltimore contra los 49ers de Maryland. “Más allá de los números, el costo del segundo y todo el show del SuperBowl, lo increíble es que un trabajo pensado y realizado acá llegue a esas ligas mayores de la publicidad mundial”, le dijo Martín Mercado a Clarín. Mercado ya había ganado una medalla de plata en Cannes por este aviso, pero la versión de Coca Cola de EE.UU (“Let´s Look the World a Little Differently”) es un Oscar para la publicidad argentina. El aviso original de Mercado y un equipo que encabezó Darío Straschnoy muestra varias escenas de cámaras de seguridad de barrios de Buenos Aires y el GBA, como la imagen impactante de un vecino de Tigre que se baja de su motito, empuja una camioneta detenida en un paso a nivel y así evita que el tren provoque una catástrofe. Las imágenes de cámaras puestas para capturar delitos también muestran la vida. En el aviso, se intercalan con frases como “Ladrones de besos”, “Traficantes de papas fritas”, “Adictos a la música”, “Héroes locos” (el de Tigre), “Terroristas de la paz”. Un combo a prueba de insensibles. El SuperBowl ofrece 47 minutos de publicidad a marcas que pelean todo el año por colocar sus avisos. Son 2820 segundos que cuestan unos 380 millones de dólares.

domingo, 22 de abril de 2012

Los Andes, Mendoza. Por Francisco Guerrero.

Maravilloso, en uno de los temas se me corrieron las lágrimas, es que es la música que escuchábamos, además me conmueve este tipo de personas, una estrella del rock, que transmite con sus canciones humildad, sencillez, sinceramente eso me puede”, comentó Joe Moya, reconocido músico mendocino al salir del recital que el músico, cantante y compositor inglés, Roger Hodgson (Supertramp) ofreció la noche del viernes en el Estadio Arena Maipú. Y si, realmente Joe tiene razón, porque fue una noche mágica que vivieron los más de 1.500 mendocinos que se animaron a recordar viejas épocas, cuando tal vez eran niños, adolescentes o muy jóvenes. “Mendoza es hermosa, las montañas, los viñedos”, comentó el artista al inicio y prometió a su querido y respetado prometió dos horas de su mejor música. “No lo puedo creer todavía, estuve allí y me siento como en un sueño, tengo que tomar el camino más largo para llegar a mi casa, como dice una de sus canciones”, confió María Gabriela, una de sus tantas fans, que como Anita Percerutti había anunciado su presencia vía Facebook. Eran varios los que deambulaban luego de la actuación de una estrella del rock internacional en Maipú. Daniel Calvo, que acompañaba en el sentimiento a Joe Moya tampoco podía dejar de olvidarse las melodías de los casi 20 temas que brindó. La mayoría cargados de sentimiento y espiritualidad. “Es que este tipo se presenta como es y sus canciones son su reflejo, muy creyente, que está en contra de la guerra, los zoológicos y a a favor de la libertad y la vida”, indica un viejo rockero mendocino que por nada del mundo se iba a perder esta oportunidad. Aquel cantante de Supertramp interpretó para el deleite de la gente, los hits que se empezaron a escuchar a mediados de los ‘70 y hasta casi fines de los '80, como “Canción Lógica” y “In Jeopardy”. “Dreamer”, se lo dedicó a los “bambinos” que estaban en la sala maipucina. A la hora de tocar “Breakfast in América”, el líder, acompañado por otro tecladista, un baterista, el bajista y el especialista en instrumentos de viento, su amigo y traductor de español, Hodgson explicó que para componer esa canción se había inspirado en las chicas lindas de California, pero ahora había visto que las Argentinas eran tan lindas como ellas. Contó que estaban sorprendidos de la belleza de las mujeres argentinas. Y el homenaje se pudo apreciar durante su interpretación del tema, cuando habla de tomar un jumbo para cruzar el océano para ver América y ver las chicas en California. En la repetición de esa estrofa cambió California por Argentina que el público agradeció con un respetuoso aplauso. El “monstruo”, como le gritaron, ejecutó sus temas sin mayores modificaciones, prácticamente tal cuál la gente los escucha en un disco. Se destacaron los temas “Fool’s overture”, que al inicio se escucha la grabación de un discurso de Winston Churchill y en “Death an a zoo”, que por momentos el Estadio Arena pareció convertirse en un sitio de África, gracias a los efectos logrados por el conjunto. “No me iba a perder a este grande del rock, hice el esfuerzo y todavía estoy aquí”, comentó Jorge Albornoz, quien desde la madrugada del viernes comenzó a armar equipos, tanto en Maipú, como en otros lugares. Este ex disc jockey recordó la mayoría de los temas “movidos”, que solía poner para divertir a los chicos de principios y mediados de los ‘80. “Aquí estamos, es parte (Supertramp) de nuestras vidas, cuando éramos más jóvenes, es la música que nos gusta, aunque ya no estamos jóvenes”, consideró la diputada Patricia Gutiérrez, que fue al recital acompañada por su amiga Laura Montero, la senadora nacional y sus hijos. “Qué querés que te diga, este tipo es un maestro, no tan lejos de Roger Waters, que sin desmerecer su monumental obra, tiene toda una campaña de marketing detrás y llenó 9 estadios de River; está bien, estamos hablando de The Wall. Ya sé, Hodgson es otra cosa, pero musicalmente no está tan lejos”, señaló Marcelo Contreras, músico desde niño y hermano de la cantante Mariela Contreras, haciendo alusión a que el ex líder de Supertramp dejó de lado la gran industria musical para vivir una vida más tranquila entre paisajes naturales. Y sus recitales reflejan es cambio, el interés por el mundo y la gente común.

Diario Uno Mendoza, por Ramiro Ortiz.

“Este show delata la edad”, se escuchó decir más de una vez entre risas a los que se encontraban a los abrazos en el recital que el ex Supertramp Roger Hodgson ofreció el viernes en el Arena Maipú. Y sí, unidos por la nostalgia de escuchar esa voz fina, capaz de ignorar toda erosión temporal o desgaste profesional, casi 1.500 mendocinos, en su mayoría cuarentones, recordaron viejas épocas con los himnos que el grupo británico construyó en los ‘70.
El cantante y compositor pasó por aquí con su gira Breakfast in America, en la que principalmente repasa las canciones más populares de Supertramp como School, In Jeopardy o Take the Long Way Home, con la que abrió el show pasadas las 22.30. Con tranquilidad, pero con mucha calidez y simpatía, Hodgson mantuvo fluida la comunicación con sus seguidores, aunque no se cansó de manifestar que le gustaría poder hablar español. “Las canciones son pedazos de mi corazón, de mi vida, espero que vivan buenos recuerdos, dejemos afuera los problemas por estas dos horas y pasemos un buen rato juntos”, invitó el músico. Desde los infaltables Dreamer o The Logical Song, hasta composiciones sinfónicas más elaboradas y extensas como Child of Vision o Fool’s Overture, el cantante se acompañó con sus teclas o guitarra mostrando un inusual respeto por los arreglos y orquestaciones originales. Lamentablemente el sonido de la sala no fue el mejor, desparejo y estridente, pero Hodgson y su banda, integrada por cuatro músicos de los cuales destacó el canadiense Aaron Macdonald en vientos, accesorios, coros y más intervenciones, remontó la noche a fuerza de carisma y un repertorio contagioso y archiconocido. Pasada la medianoche, llegaron los gritos, las ovaciones y hasta el baile final con Give a Little Bit e It’s Raining Again. Ramiro Ortiz