miércoles, 13 de octubre de 2010

John Helliwell en la revista "Pelo" 1985 (Español/English)

La interpretación de varias canciones compuestas por Roger Hodgson en la actual gira de Supertramp, generó innumerables controversias. Hodgson afirma que Rick Davies incumplió un pacto de caballeros al interpretar canciones compuestas por él (Dreamer, The Logical song, Take the long way home, entre otras, son parte del repertorio del presente tour). Rick Davies responde que seiscientas páginas legales avalan su actuación.



A fines de 1985, con motivo de la publicación de "Brother were you bound", la revista argentina "Pelo" publicó un breve reportaje a John Helliwell. Acaso las respuestas ofrecidas por Helliwell en aquél momento puedan arrojar algo de luz a la presente disputa.

LA PIEL ADECUADA

A fines de la década del setenta, Supertramp se instaló en la primera plana mundial del rock a través de un sonido único e inconfundible y debido a su mayor parte a la inspiración y el talento de su líder, Roger Hodgson. Más tarde llegaron la separación, el exilio y, ahora, el retorno. Sin Hodgson, con un nuevo álbum y una nueva propuesta, esto es Supertramp.

El año '85 se viene caracterizando, entre otras cosas, por ser el momento del resurgimiento de algunas bandas de veteranos en el rock. Una de esas bandas es Supertramp. Disuelto a comienzos de los '80, Supertramp tuvo su mejor momento a fines de la década pasada. Hoy el grupo vuelve con un disco ("Brother Where You Bound"), sin su líder original, Roger Hodgson, y con el tecladista Rick Davies al mando. En esta nota, John Helliwell, uno de los cuatro integrantes actuales de Supertramp, explica cuál es el momento de la banda y su funcionamiento sin Hogdson.

DOS LÍNEAS

¿Cómo fue que Roger Hodgson abandonó Supertramp?
Roger es un compositor muy prolífico y en los últimos tiempos no encontraba espacio en el grupo para todo lo que escribía. Como no quería limitarse musicalmente optó por irse y comenzar con su carrera solista.



¿Sabes cuál es la opinión de Hodgson sobre el nuevo trabajo del grupo, "Brother Where You Bound"?
Nos dijeron que al escuchar el lado “A” le gustó mucho.

¿Cómo definís la línea de Supertramp sin Hogdson?

En el grupo existían dos líneas de temas bien definidas. Una era la que marcaba Roger y la otra era la de Rick Davies. Es evidente que ahora seguimos la línea de Davies, con los pies mucho más en la tierra y algunos toques más cercanos al jazz y al rhythm & blues.

¿Y en qué consistirá el material que el grupo tocará en vivo en su próxima gira? ¿Van a presentar solamente el material nuevo?
En la gira que preparamos, las canciones serán sobre todo las del nuevo álbum. Entre Supertramp y Hodgson hay un acuerdo: nosotros tocaremos las viejas canciones del grupo, pero no las compuestas por él. Los temas de Supertramp compuestos por Hodgson sólo los tocará en vivo el mismo autor.

ILUSTRE INVITADO

En el nuevo álbum hay un ilustre invitado. Se llama David Gilmour. ¿Cómo llegó Gilmour a grabar con Supertramp?
En un momento de la preparación del disco, nos detuvimos en la búsqueda de un sonido especial. Cuando nos dimos cuenta que el sonido que queríamos era exactamente el de Pink Floyd, llamamos a Gilmour. No lo conocíamos, pero de todas formas lo llamamos. Estuvimos hablando, a él le interesó y vino. Eso fue todo. El sonido que queríamos sólo lo podíamos obtener con él en el estudio.



Supertramp con David Gilmour. La foto permaneció inédita en la web, hasta hoy. David Kershenbaum produjo el álbum, aunque no sé si es él quien está en el centro de la foto.

¿Se puede decir que, efectivamente, Rick Davies es, el líder del Supertramp actual?
Digamos que Davies pone el esqueleto y la carne, y los demás le hacemos la piel adecuada. En la carrera de Supertramp no hay una línea definida de trabajo. Cada disco es diferente en su forma de construirse.

¿Hay algo que te resulta interesante entre las nuevas propuestas que provienen de Inglaterra?
Sí, hay buena gente. Espero lo mejor de Paul Young, Tears For Fears y Go West. Lo que han hecho me gustó mucho.



Confirmado. Quien está en en el centro de la foto es David Kershenbaum. Aquí junto a Geoff Emerick, ingeniero en "Even in the quietest moments" y varios álbums de The Beatles.



English translation by Helena Chavarría

THE RIGHT SKIN

In the late 70s, Supertramp took the leading role in the world of rock thanks to its unmistakable and unique sound, which was mostly due to the inspiration and the talent of its leader, Roger Hodgson. Later, would come the separation, the exile and, now, the come back. Without Hodgson, with a new album and with a new proposal, this is Supertramp.

Among other things, 1985 stands out as the moment in which some of the veteran rock bands reappear on the scene. One of these bands is Supertramp. Breaking up in the early 80s, Supertramp lived its most successful moment at the end of the last decade. The group is now making its reappearance with an album ("Brother Where You Bound") without its original leader, Roger Hodgson, with the keyboard player, Rick Davies, at the helm. In this note, John Helliwell, one of the four current members of Supertramp, explains what the band is currently doing and how it works without Hodgson.

TWO LINES

Why did Roger Hodgson abandon Supertramp?
Roger is a very prolific composer and lately he was finding that there wasn’t enough room in the group for everything he was writing. Since he didn’t want to limit himself musically, he decided to leave the band and start his career as a soloist.

Do you know Hodgson’s opinion of the group’s new work, “Brother Where You Bound"?
After listening to side one, he said that he liked it very much.



How would you define the line of Supertramp without Hodgson?
The group used to have two well-defined thematic lines. One was marked by Roger and the other was marked by Rick Davies. Now it’s evident that we are following Davies’s line, with our feet very much more on the ground with a few touches that are closer to jazz and rhythm & blues.

And what material will the group perform live on its next tour?
Are they going to present new material?

On the tour we’re preparing we will mainly perform songs from the new album. There is an agreement between Supertramp and Hodgson: we will play the group’s old songs but not those composed by him. The Supertramp themes composed by Hodgson will only be performed live by the author himself.

A DISTINGUISHED GUEST

In the new album there is a distinguished guest. His name is David Gilmour.
How did Gilmour come to record with Supertramp?

At a certain moment while we were preparing the album, we spent some time searching for a special sound. When we realised that the sound we were looking for exactly matched that of Pink Floyd, we phoned Gilmour. We didn’t know him, but we phoned him all the same. That’s all there is to it. We could only get the sound we wanted with him in the studio.

Can we say that Rick Davies is, effectively, the leader of the present Supertramp?
We could say that Davies provides the skeleton and the flesh and the rest of us provide the skin that fits. In Supertramp’s career there isn’t a defined line of work. Each album is constructed in a different way.

Is there anything among the new proposals that are coming from England that interests you?
Yes, there are some good people. I am expecting the best from Paul Young, Tears for Fears and Go West. I really like what they have produced.

viernes, 20 de agosto de 2010

Gran Rex Concert Review (English)

Review of the Roger Hodgson show at the Gran Rex in Buenos Aires, Argentina, on May 11th 2010

By Walter Alarcón

English translation by Helena Chavarría

Photos: Natalia Luján

Thanks to Abel Fuentes and The Logical Web

Fifteen months after his first presentation in Corrientes Street, Roger Hodgson returned to the Gran Rex and offered us what can undoubtedly be considered to be his best concert in Argentina.
Counting this one, this was Roger’s third visit to our country. Even today, we remember the five recitals he offered in 1998 in the Coliseo Theatre, and the wonderful concert that took place in February of last year, after a wait of nearly eleven years to see him fulfil his promise to return.
The performances in the Coliseo have been branded on the collective memory of the local audience, due to the fact they were concerts of mutual discovery. Hodgson was returning to the stage after decades of absence and he was presenting "Rites of Passage”, the album that gave him back his tours and which enabled him to debut in our country. For the first time, the Argentinean audience was going to be able to watch an artiste for whom they had been waiting for over twenty years.
The sensations of that period, a surprise for Hodgson who had been greeted by an audience which he had possibly not expected, and which had displayed emotion, fervour, and tears that were captured by "Puerta V”, the television programme that circulates amongst our fans like a document of cult.
For all these reasons, it would not be an easy task to reach the summit of musical intensity and perfection of these two visits. Needless to say, the concert that took place in the Gran Rex on 11 May surpassed our expectations.
This time, with respect to last year, the local producer improved their bet. There was graphic advertising on the streets, advertisements on television and several radio interviews (some of which can be listened to here) that ensured greater publicity. Many of the people who came to the Gran Rex had made the journey from bounder countries (Chile, Uruguay) or from provinces as far away as Catamarca, Río Negro or Misiones, among others.
Thanks to the internet, great expectations had been generated. Social networks, blogs, mail threads and websites from very many countries were following this performance with special interest and were providing updated information by the minute.
In the early afternoon of Tuesday 11, a crowd of fans was waiting outside the doors of the theatre.
Among them, there were not only Hodgson fans, but also fans of Genesis, Yes and Pink Floyd, who were keen on seeing the author of key pieces of symphonic rock.
The nervousness could be felt everywhere. The doors of the Gran Rex, which is one of the most important theatres in Buenos Aires, opened two hours before the performance. The auditorium filled in just over an hour and after listening to the support band (about which, I am very sorry to say, I have no information) the level of expectation and nervousness increased. Hands began to clap and Roger’s name began to be chanted by an impatient audience.
A new band had been specially created for the South American concerts. For those who did not realise it, it is necessary to mention that the musicians who appeared in the programme were not the same people who were on the stage. With regards to last year’s formation, only the multi-musician who accompanies Roger on his acoustic tours, Aaron McDonald, was present.



At exactly 9.30 p.m., the first notes of "Take the Long Way Home” opened the concert and Aaron McDonald’s harmonica gave way to Hodgson’s wonderful voice. The singer sung the first verses and from this moment onwards the audience roared. Three thousand people rose to their feet to applaud his return. The interpretation was intense and magnificent and culminated in a standing ovation. The stage lights lit up with a white light, they rotated from the stage towards the balconies and stalls and they threw light onto a fervent multitude.
This time, a deafening song burst from the theatre seats towards the stage. "Oh-ohoh-oh-oh, Oh-ohoh-oh-oh” was the clamour from the multitude. For the benefit of those people who do not know the melody (or for those who are too young to know it) it originates from "Rain Dance”, the song that is sung at the Woodstock festival, an emblem of the hippy movement of the 60s and the highest level of excellence acknowledged by the local public. Roger stood up, he took hold of his acoustic guitar and he went towards the centre of the stage to present himself to the audience.
"Ole, Ole, Ole Roger… Roger, Roger…” was the deafening chorus that thundered around the theatre and which stopped him from talking.
"Good evening. How are you?” he finally managed to say in perfect Spanish, before continuing in English, "It is so nice to be back in Argentina. How are you my friends? I’m very happy to be here tonight”.



It was obvious to see that he was feeling as emotional as us. He shivered, his shoulders shuddering, as though he was suddenly feeling cold, before exclaiming,
"It´s so good to see you, I love Argentina” just before he presented a classic of classics.
He strummed the first chords on his guitar to introduce "School”.
The new rhythmical base, Bryan Head on the drums and Ian Stewart on the bass guitar, provided a compact sound. Both musicians added a vital beat to the songs, resulting in a strong and enveloping sound. Throughout the quiet passages, they provided all the details and subtleties of the original recordings.
The new arrival on the keyboards, Kevin Adamson, who was placed on the left of the stage, behind Hodgson, performed the "School” solo impeccably. It could be said that maybe there was a lack of volume, or that was the impression that was received from the centre of the stalls.
"I know this song has helped many people in difficult moments” mentioned Hodgson before presenting one of my most favourite songs, "Hide in your Shell”, a gem of symphonic rock.
When I observed the audience around me, I was met by a touching scene. Everyone seemed immersed within a whirlwind of emotions. Silence and beauty throughout the performance, applause after the final verse, until the palms of our hands were worn out. At one moment, I turned my head and I saw the balconies above and it seemed as though the whole theatre was going to collapse. Cries, happiness and emotion were flowing out from several generations of listeners. Parents and their children, even whole families, were listening to the music that had accompanied them throughout their lives, live on stage.
A few moments later, Hodgson seated himself in front of the grand piano, he asked for everyone to be quiet and before performing the next song, he said, "The most important thing in life is love”. Then "Lovers in the Wind”, the touching ballad from "In the Eye of the Storm”, his first album as a soloist, emerged from the loud speakers. His voice, despite the exhausting tours around the world, remains intact as one of the most memorable voices of the great rock bands.



One of the songs I prefer to hear live, rather than the recorded studio version, is "Soapbox Opera” and that was what came next. A chorus of angels preceded the soft notes that come from the piano, which cause one to tremble when they are heard. The version sounded very similar to that included in "Paris” and this can only prove the merit of a newly-formed band. The group was perfect and we should take into account that for this band, which had been formed especially for Argentina, it was the first time they were playing with Hodgson in front of a huge audience.
The initial whistling of the warm "Easy Does It” led us to the most intimate moment of communion of the performance. All of us tried our best not to whistle out of tune, and the whistling from the whole audience created the same magic that this song produces in the rest of the world.
The next songs were "Sister Moonshine” and "Breakfast in America”, the latter with an additional coda, which caused enormous enthusiasm amongst the audience. So much so, that before presenting the next song, "Along Came Mary”, Hodgson, who was visibly moved, said,
"I think I’m going to take you all with me on tour”... which caused great emotion among the audience.
It can possibly be said that from amongst all his compositions, the greatest conjunction between lyrics and music is "The Logical Song”. Before performing it, he explained something about its history,
"When I was at school, they told me that there I would be able to learn everything; but when I finished, I realised that I still didn’t know who I was... ”
His hands struck the keyboard and the band sounded out at full force in a performance charged with energy. Aaron Mc Donald was marvellous. His sax solo ended with roaring applause which spontaneously interrupted the song before it ended. Each and every one of McDonald’s performances, whether they had been offered on saxes, clarinets, keyboards, flute or the rest of the instruments he played, were charged with energy, feelings and precision.
The grand piano was the protagonist of the most personal track from the album "Breakfast in America”; "Lord is it Mine” was presented by Hodgson as his favourite song. The performance, as lately seems to be the case, sounded slightly faster than the original version.



There was something in Hodgson, maybe a spiritual connection that had been established with the audience, which provided a unique sensation of peace and comfort. It was an experience that was outside sensorial limits, which inundated the mind and the soul like a balsam.
Next followed a song that would test the set up and the dynamics of the band, "Child of Vision”. The well-known keyboard introduction fully anticipated the rhythmical base. The drummer went to town on the drums and cymbals, in perfect synchronisation with the bass guitar and together they established the space for the dialogue that took place between the keyboards. The voices perfectly complemented the verses which make up the vocal duel, to end with the stupendous piano solo played by Kevin Adamson. It was undoubtedly a brilliant interpretation.
The material from the soloist albums was scarce. Only the two that have already been mentioned: "Lovers in the wind” from "In the Eye of the Storm” and "Along Came Mary” from "Open the Door”. It was a shame not to be able to listen to "Puppet Dance”, which was a radio hit here, or "In Jeopardy”, which the audience asked for over and over again.
Nonetheless, in what was going to be the first time for us in this country was the opportunity to listen to "The Awakening”. Roger presented the song and he explained that it spoke of the forgiveness of others and, possibly the most difficult thing of all, the forgiveness of ourselves. The lights blacked out, the halo produced by a spotlight descended down towards him, and the full and crystalline sound of the 12-string acoustic guitar filled the theatre. These are the lyrics of the song:

By the time you wake
And forgive yourself your mistakes
It’s the time it takes
To rewrite your story

By the light of truth
And the passion you felt in your youth
As your heart breaks free
You rewrite your story

So let go
Spirit flow
You are awakening
Yes, you are awakening

As the dawning breaks
And you feel your spirit awake
As the walls come down
You rewrite your story

It's a brand new day
And the grace is flowing your way
As your heart comes free
You rewrite your story

All you know
Must let go
For you are awakening
Yes, you are awakening

So let go
Spirit flow
You are awakening
Yes, you are awakening

By the time you wake
And discover all your mistakes
It’s the time it takes
To rewrite your story

By the light of truth
And the joy you felt in your youth
As your heart breaks free
You rewrite your story

So let go
Spirit flow
You are awakening
Yes, you are awakening


Of course, this finished with another ovation.
The surprise, or at least for me, was the presentation of "If Everyone Was Listening”. The atmosphere from the album "Crime of the Century” sailed over the auditorium in a beautiful interpretation, one that was much warmer and closer than the version performed by Ken Scott in 1974.
Aaron McDonald and his sax would begin the third last song of the night. The farewell song from "Famous Last Words”; one which would announce the end of Supertramp, "Don’t Leave me Now”. A calm piano and a soft incorporation of the sax, which would steadily grow stronger, anticipated the powerful entrance of the drums. The whole band joined in the performance with all the details, except one. In the original recording, Hodgson includes a magnificent solo played on an electric guitar; an instrument that the Argentinean audience has never heard him playing live. The sound of the Fender "Stratocaster” was an integral part of Supertramp and it is something that is missed. The sounds, fluid and full of feeling, without an excess of virtuosity (to be more precise, such as can be heard before the end in "Don´t Leave me Now”) or full of enormous enthusiasm and energy (as "In Jeopardy”) fitted into their compositions in such a unique way that, in my case at least, I would love to be able to hear it performed live. When he plays the electric guitar, he evokes passages of sound that complete the "framework” of the song. The last time he appeared in public playing the instrument was on the tour of the "The All Star Band”. It would be lovely to have the chance to listen to it here one day.
After nearly one and a half hours, we were going to have the opportunity to listen to the first song he composed on the electric piano, way before he answered the advertisement which appeared in Melody Maker, "Dreamer”.
The audience clapped to the music, transforming the hit from "Crime of the Century” into a collective hymn.



After several minutes of applause, which seemed would never end, Hodgson moved away from the keyboard and went towards the grand piano, he sat on the stool, he leaned towards the microphone and said,
"I would like to finish with a song that…” he paused for a moment before continuing, as though he was looking for the exact words he needed, "Do you know? For many years I had three parts of a song and, suddenly, one magical day, they became one, which is… "Fool’s Overture”.
With the first notes, the pictures and sounds of Big Ben, the pealing of bells, the atomic bomb and the voice of Sir Winston Churchill entered my mind, as though I was witnessing the legendary concerts of Munich or Toronto, watching the huge video screen. The climax and the depth of the interpretation created some of the best highlights of the concert. A wonderful finale for an unforgettable evening.
The concert was drawing to an end. The lights came on, completely illuminating a theatre that was overflowing with emotion. The members of the band left their instruments; they stood in the centre of the stage and waved to the audience with their arms held high. Hodgson turned his head towards the musicians, pointing to the auditorium as if he was saying, "Can you believe it?” The show that was coming from the theatre seats was amazing. "Oh-ohoh-oh-oh, Oh-ohoh-oh-oh”, bellowed the audience again and again, not allowing anybody to leave the stage.
It was time to present the performers, one by one, but for some reason Hodgson decided to omit this part. He only said, "This is my new band, a very good band” and then he drank some water before continuing,
"You know... I love coming to Argentina, so maybe this means we will have to return next year”.
The audience burst with happiness and stood up to applaud, whilst the musicians returned to their dressing rooms.
But the curtain calls were still missing. When Hodgson came back onto the stage, he announced a song which he said had never been sung here, "Lady”. His memory failed him; "Lady” was performed in each one of the concerts that took place in 1998, although in a different format. It was amazing to be able to listen to it again with all the studio arrangements. It was at that moment I realised that several "effects” in the song are actually produced by the mouth. The audience accompanied the performance with a mass snapping of fingers.
As a farewell, "It´s Raining Again” unleashed a party. The audience stood up from their seats and many people moved into the aisles to dance and jump around in a collective celebration. Some of the members of the staff who work with Hodgson moved around the theatre with camcorders, recording all that was taking place in the stalls. Does this mean there will be a new DVD?... Who knows? At least the audio of this concert was recorded on a console and it is probable that the recordings are included in a CD recorded live.
Not one person in the theatre wanted to leave. Everyone, standing up and waving their arms, was asking for one more song. The strumming of a guitar was instantly acknowledged and "Give a Little Bit” was the present that had been chosen to end the evening. Hodgson’s voice, his presence and energy still remain as intact as they were during his earlier years and he gave the best of himself in a superb performance, which was transformed at the peak of the show.
This was how Roger Hodgson ended his best ever performance in Argentina, in a show that will be impossible to surpass in terms of emotion and intensity, dramatic quality and happiness.
From now on, we will have to wait what happens in his role as a composer. He has written more than fifty compositions ("Hum Hum”, "Low Dance” or "Sad Boy”, to name only a few) which are waiting to see the light of day. It is worth asking ourselves what would happen if a first class producer (as in the case of Nigel Godrich with Paul McCartney, or Brian Eno with Coldplay) provided him with the motivation to extend his limits. Of course I am not talking about the search for commercial success, but the opportunity to record his new compositions with the best artistic means possible. Many of these songs, which are still hidden away, are waiting to be transformed into new classics.
Meanwhile, the audience in our country is desperately hoping he remembers what he announced: that he would return next year.


The Set List was the following:

Take the Long Way Home
School
Hide in your Shell
Lovers in the wind
Soapbox Opera
Easy Does It
Sister Moonshine
Breakfast in America
Along Came Mary
The Logical Song
Lord is it Mine
Child of Vision
The Awakening
If Everyone was Listening
Don't Leave Me Now
Dreamer
Fool’s Overture
******
Lady
It's Raining Again
******
Give a Little Bit

martes, 20 de julio de 2010

Paris DVD, solicitud en Facebook

Juan Lago y Abel Fuentes, los creadores de "The Logical Web", llevaron a Facebook una solicitud que representa el sueño de miles de seguidores de la banda: la publicación de "Paris" en DVD. Les transcribo el texto escrito por Juan y Abel y el link del grupo para suscribirse.

"Los seguidores de Supertramp llevamos tiempo esperando por el DVD "París".
Creemos que la nueva gira de Supertramp es un buen momento para publicarlo y poder disfrutar de nuevo material de la banda.
Por ese motivo se ha creado el grupo "We want the Supertramp DVD "Paris 1979" to be released for the 70-10 Tour"
Visítalo y apunta tu solicitud para que le hagamos llegar a Rick Davies nuestro interés sobre la publicación del DVD. También le haremos llegar los datos de la encuesta que tenemos activa en la web.
Si aún no has votado anímate."



Click aquí para suscribirse.

miércoles, 16 de junio de 2010

Paris en "Cara B" (España)

"Cara B" es un programa de radio español, conducido por Felipe Couselo y Diego Cardeña y difundido por "Es Radio, la radio de Libertad Digital".



Hoy se emitió allí una excelente revisión de París, el álbum en vivo de Supertramp.
Los conductores analizan el método de composición de Davies y Hodgson, las letras de las canciones y cada uno de los álbunes de estudio de dónde provienen los títulos incluidos en Paris.



Además, Couselo y Cardeña indagan los conflictos que llevaron a la disolución de la banda y llegan hasta la problematica de los conciertos programados para este año: Supertramp interpretará las canciones compuestas por Hodgson, rompiendo el acuerdo verbal establecido en 1983.
Escuchen el programa, realmente vale la pena.




viernes, 28 de mayo de 2010

Crónica Teatro Gran Rex 11 de mayo de 2010



Quince meses después de su primera presentación en la calle Corrientes, Roger Hodgson volvió al Gran Rex y ofreció, sin dudas, su mejor concierto en Argentina.
Con ésta, ya suma tres visitas a nuestro país. Aún hoy se recuerdan la serie de recitales (cinco) ofrecidos en el teatro Coliseo en 1998; y el magnífico concierto de febrero del año pasado, cuando tuvimos que aguardar casi once años para ver cumplida su promesa de retorno.
Las funciones del Coliseo quedaron grabadas a fuego en la memoria colectiva del público local, pues fueron conciertos de descubrimiento mutuo. Hodgson regresaba a los escenarios luego de décadas de ausencia y presentaba “Rites of Passage”, el álbum que lo devolvió a los tours y que posibilitó su debut en nuestro país. El público argentino asistía por primera vez a ver a un artista al que había esperado, en ese entonces, por más de veinte años.
Las sensaciones de aquella época, sorpresa por parte de Hodgson ante una audiencia que quizá no imaginaba; emoción, fervor y lágrimas en nuestro público, quedaron registradas por “Puerta V”, el programa de televisión que circula como un documento de culto entre los fans.
Por todas esas razones, alcanzar la cima de intensidad y perfección musical de esas dos visitas no era tarea sencilla. Sin embargo, el concierto del 11 de mayo en el Gran Rex logró superar todas las expectativas.
Esta vez, la productora local mejoró la apuesta respecto del año pasado. Publicidad gráfica en la vía pública, avisos televisivos y varias entrevistas radiales (algunas de las cuales pueden escucharse aquí) lograron mayor difusión del evento. Muchas de las personas que asistieron al Gran Rex provenían de países limítrofes (Chile, Uruguay), o provincias tan lejanas como Catamarca, Río Negro ó Misiones, entre otras.
Desde Internet se había generado una gran expectativa. Redes sociales, blogs, cadenas de mails y páginas web de muchísimos países, seguían con especial interés esta actuación; con información actualizada minuto a minuto.
El martes 11, temprano por la tarde, una multitud de fans se agrupó frente a las puertas del teatro.
No sólo eran fans de Hodgson, entre los presentes se contaban seguidores de Genesis, Yes y Pink Floyd, ansiosos por ver al autor de muchas piezas claves del rock sinfónico.
La ansiedad era generalizada. Las puertas del Gran Rex, uno de los teatros más importantes de Buenos Aires, se abrieron dos horas antes del show. El recinto se colmó en poco más de una hora y luego de escuchar a la banda de apertura (de la que lamento no tener datos), la expectativa y ansiedad subieron de nivel. Las palmas comenzaron a batir, y el nombre de Roger comenzó a ser coreado por una audiencia impaciente.
Una nueva banda fue formada especialmente para los conciertos de Sudamérica. Para quienes no estaban al tanto, es preciso mencionar que los instrumentistas indicados en el programa ofrecido por la producción no eran los que estaban sobre el escenario. Respecto a la formación del año pasado, solo permaneció Aaron Mc Donald, el multiinstrumentista que acompaña a Roger Hodgson en sus conciertos acústicos.


A las 21:30 horas exactas, las primeras notas de “Take the Long Way Home” abrieron el concierto y la armónica de Aaron McDonald dio paso a la maravillosa voz de Hodgson. El cantante entonó las primeras estrofas y desde ese preciso momento el público rugió. Tres mil personas se pusieron de pié para aplaudir su regreso. La interpretación fue intensa y magnífica, y culminó en una ovación. Los reflectores se encendieron de blanco, giraron desde el escenario hacia los palcos y las plateas, iluminando a una multitud enfervorizada.
Esta vez, el canto surgió desde las butacas hacia el escenario y fue ensordecedor. Oh-ohoh-oh-oh, Oh-ohoh-oh-oh, clamaba la multitud. Para aquellos que no conocen la melodía (o son demasiado jóvenes para saberlo) su origen es “Danza de la lluvia”, la canción del festival de Woodstock, emblema del movimiento hippie de los sesenta y máxima expresión de reconocimiento del público local. Roger se puso de pié, tomó su guitarra acústica y se dirigió al centro del escenario para presentarse ante el auditorio.
“Ole, Ole, Ole Roger… Roger, Roger…” era el coro atronador que retumbaba en el recinto y no lo dejaba hablar.
—“Buenas noches ¿Como están?” —Pudo decir al fin, en perfecto castellano, para luego continuar en inglés— “Is so nice to be back on Argentina. How are you my friends? I’m very happy to be here tonight”.
La emoción en él era tan palpable como en nosotros. Un gesto de estremecimiento, como un frío repentino, lo llevó a estrecharse los hombros antes de proseguir:
—“It´s so good to see you, I love Argentina”— Expresó, antes de presentar un clásico de clásicos.
Con los primeros acordes de su guitarra dio inicio a “School”.
La base nueva base rítmica, Bryan Head en batería y Ian Stewart en bajo, sonó compacta. Ambos músicos aportaron un pulso vital a las canciones, en un sonido macizo y demoledor. En los pasajes calmos aportaron los detalles y sutilezas contenidos en las grabaciones originales.

El nuevo tecladista, Kevin Adamson, ubicado a la izquierda de la platea, y detrás de Hodgson, ejecutó el solo de “School” de modo impecable. Acaso le faltó algo de volumen, o al menos esa fue la sensación desde la platea central.

—“Sé que esta canción ayudó a mucha gente en momentos difíciles” — Mencionó Hodgson antes de presentar a una de mis canciones favoritas de todos los tiempos: “Hide in your Shell”, una gema del rock sinfónico.
Observar el público a mis alrededores era un espectáculo conmovedor. Parecían sumergidos en un torbellino de emociones. Silencio y embelezo en el transcurso de la interpretación, aplausos hasta agotar las palmas en la última estrofa. Por un momento giré la cabeza hacia atrás, observé los palcos superiores y todo el teatro parecía venirse abajo. El llanto, la alegría y la emoción se vislumbraban en varias generaciones de oyentes. Padres e hijos, incluso familias enteras que escuchaban en vivo la música que los acompañó toda su vida.
Momentos después Hodgson se sentó ante el piano de cola, aguardó que la platea silenciara los aplausos y dijo, antes de interpretar la siguiente canción: “Lo más importante en la vida es el amor”. Entonces, “Lovers in the Wind”, la conmovedora balada de “In the eye of the Storm”, su primer álbum solista, surgió desde los altavoces. Su voz, a pesar de giras agotadoras alrededor del globo, aún permanece intacta como una de las más reconocidas entre las grandes bandas del rock.
Una de las canciones que prefiero en vivo; antes que la grabada en estudio es “Soapbox Opera”, y fue lo que devino a continuación. Un coro angelical precedió a esas leves notas de piano que estremecen al escucharlas. La versión sonó muy parecida a la de “Paris” y eso habla del mérito de una banda recién formada. El ensamble fue perfecto y deberíamos considerar que éste, el de Argentina, fue su primer encuentro con Hodgson ante un público masivo.
Con los silbidos iniciales de la cálida “Easy Does It”, arribó el momento de comunión más íntimo de todo el show. Todos nos esforzamos para no desafinar, y los silbidos de la totalidad de la audiencia crearon la misma magia que produce esa canción en el resto del mundo.
Le siguieron “Sister Moonshine” y “Breakfast in America”, esta última con una coda adicional que desató una fiesta entre los espectadores. Tanto es así, que antes de presentar la siguiente canción, “Along Came Mary”, Hodgson mencionó, visiblemente conmovido:
—“Creo que los voy a llevar a todos conmigo en el tour”... —y desató la alegría de los presentes.
Acaso, la mayor conjunción de letra y música entre todas sus composiciones sea “The Logical Song”. Antes de interpretarla contó algo acerca de su historia:
“Me dijeron que en la escuela podría aprenderlo todo; pero al terminar de estudiar aún no sabía quien era yo... ”
Sus manos arremetieron sobre el teclado y la banda sonó a pleno, en una ejecución cargada de energía. La actuación de Aaron Mc Donald fue sobresaliente. Su solo de saxo culminó con un estruendoso aplauso que irrumpió espontáneamente antes del final de la canción. Cada una de las intervenciones de McDonald, ya sea con saxos, clarinete, teclados, flauta o el resto de los instrumentos que tocó, estuvo cargada de fuerza, sentimiento y precisión.

El piano de cola fue protagonista del tema más personal del álbum “Breakfast in America”, y que fue presentada por Hodgson como su canción favorita: “Lord is it Mine”. La interpretación, como acostumbra hacer en los últimos tiempos, sonó un tanto más acelerada que la original.
Algo en Hodgson, acaso una conexión espiritual establecida con la audiencia, provoca una sensación de paz y recogimiento únicas. Se trata de una experiencia fuera de lo sensorial, que inunda la mente y el alma como un bálsamo.
A continuación llegaría un tema que pondría a prueba el ajuste y la dinámica de la banda: “Child of Vision”. La reconocida introducción del teclado anticipó la entrada a pleno de la base rítmica. El baterista recorrió los tambores y platillos, en perfecta sincronía con el bajo, y ambos establecieron el espacio para el diálogo entre teclados. Las voces se complementaron a la perfección en las estrofas que conllevan el duelo vocal, para culminar en el estupendo solo de piano de Kevin Adamson. Sin dudas, una perfomance brillante.

El material de los álbumes solistas fue escaso. Tan solo las dos mencionadas: “Lovers in the wind” de “In the Eye of the Storm” y “Along Came Mary”, de “Open the Door”. Fue una pena no haber podido escuchar “Puppet Dance”, que aquí fue un hit radial o “In Jeopardy” que fue reclamada insistentemente por la audiencia.
Sin embargo, en lo que fue un estreno para nuestro país, tuvimos la oportunidad de escuchar “The Awakening”. Roger presentó la canción y mencionó que hablaba del perdón hacia los demás y, acaso el más difícil, el perdón a nosotros mismos. Las luces se apagaron, el halo de un reflector descendió hacia él y el sonido pleno y cristalino de la acústica de 12 cuerdas llenó el recinto. Esta es la letra de la canción:

By the time you wake
And forgive yourself your mistakes
It’s the time it takes
To rewrite your story

By the light of truth
And the passion you felt in your youth
As your heart breaks free
You rewrite your story

So let go
Spirit flow
You are awakening
Yes, you are awakening

As the dawning breaks
And you feel your spirit awake
As the walls come down
You rewrite your story

It's a brand new day
And the grace is flowing your way
As your heart comes free
You rewrite your story

All you know
Must let go
For you are awakening
Yes, you are awakening

So let go
Spirit flow
You are awakening
Yes, you are awakening

By the time you wake
And discover all your mistakes
It’s the time it takes
To rewrite your story

By the light of truth
And the joy you felt in your youth
As your heart breaks free
You rewrite your story

So let go
Spirit flow
You are awakening
Yes, you are awakening


Por supuesto, terminó con una nueva ovación.
La sorpresa, al menos para mi, fue la presentación de “If Everyone Was Listening”. La atmósfera del álbum “Crime of the Century” sobrevoló la sala en una interpretación bellísima, mucho más calida y cercana a la que registró Ken Scott en 1974.
El saxo de Aaron McDonald iniciaría la melodía de la antepenúltima canción de la noche. El tema de despedida de “Famous Last Words” y que presagiaba el final de Supertramp: “Don’t Leave me Now”. Un piano calmo y un suave ingreso de saxo que crecía en intensidad, anticiparon la potente entrada de la batería. La banda ingresó de lleno en una ejecución con todos los matices, excepto uno. En la grabación original, Hodgson incluye un magnífico solo de guitarra eléctrica; un instrumento que el público argentino jamás le escuchó ejecutar en vivo. El sonido de la Gibson Les Paul fue una parte integral de Supertramp y es algo que se extraña. Sus solos; fluidos, cargados de sentimiento, sin exceso de virtuosismo, (precisamente, como el que antecede el final de “Don´t Leave me Now”) ó llenos de furia y energía (como en “In Jeopardy”) encajan en sus composiciones de modo tan único que, al menos en mi caso, desearía oír su ejecución en vivo. Su perfomance con la guitarra eléctrica evoca paisajes sonoros que completan “el cuadro” de la canción. La última aparición pública con el instrumento sucedió en la gira de “The All Star Band”. Ojalá podamos oírlo aquí alguna vez.
Con casi una hora y media de show, llegaría la primera canción que compuso en el piano eléctrico, mucho tiempo antes de responder al aviso del “Melody Maker”: “Dreamer”
La multitud acompañó batiendo palmas y transformó el hit de “Crime of the Century” en himno colectivo.
Luego de varios minutos de aplausos, que parecían no terminar nunca, Hodgson se desplazó del teclado hacia el piano de cola, se sentó en la banqueta, acercó su voz al micrófono y dijo:
“Quisiera finalizar con una canción que… — se interrumpió por un momento antes de continuar, como buscando las palabras exactas— “¿Saben?, por muchos años tuve tres partes de una canción; y un mágico día, repentinamente, se convirtieron en una y es… “Fool’s Overture”.
Con las primeras notas, las imágenes y sonidos del Big Ben, las campanadas, la bomba atómica y la voz de Winston Churchil acudieron a mi cabeza, como si estuviera presente en los legendarios conciertos de Munich o Toronto observando la gigantesca pantalla de video. El clímax y profundidad de la interpretación fueron unos de los puntos más altos del concierto. Un cierre magnífico para una noche única.
El concierto llegaba al final. Las luces se encendieron por completo iluminando cada rincón de un recinto que desbordaba de emociones. La banda dejó de lado sus instrumentos, se alineó en el centro del escenario y saludó al público con los brazos en alto. Hodgson giraba su cabeza hacia los músicos, señalando el auditorio como si dijera “¿Pueden creerlo?” Es que el espectáculo en las butacas era conmovedor. “Oh-ohoh-oh-oh, Oh-ohoh-oh-oh”, bramaba una y otra vez la audiencia y no les permitía abandonar la escena.
Había llegado el momento de presentar a los integrantes, uno por uno, pero por alguna razón Hodgson lo omitió. Sólo dijo —“Esta es mi nueva banda, una muy buena banda” —, bebió un poco de agua antes de continuar:
“Saben... amo venir a Argentina, así que quizá tendremos que regresar otra vez el año próximo”
El público estalló de alegría y aplaudió de pié, en tanto los músicos se retiraban hacia los camarines.
Pero aún faltaban los bises. Al regreso Hodgson anunció una canción y mencionó que jamás había sido interpretada aquí: “Lady”. La memoria no lo ayudó, “Lady” fue tocada en cada uno de los conciertos de 1998, aunque en otro formato. Fue asombroso escucharla nuevamente, con todos los arreglos de estudio. En ese momento comprendí que varios de los “efectos” de la canción, eran sonidos producidos con la boca. La audiencia acompañó la perfomance con un multitudinario chasquido de sus dedos.
Como despedida, “It´s Rainning Again” desató una fiesta. El público se levantó de las butacas y muchos accedieron a los pasillos para saltar y bailar, en una celebración colectiva. Parte del staff de Hodgson recorría el teatro con una cámara de video, registrando todo lo que acontecía en las gradas. ¿Será posible un nuevo DVD? … Quien sabe. Por lo pronto, el audio de este concierto fue grabado en consola y es probable que alguna de las tomas formen parte de un CD en vivo.
Nadie en el teatro quería retirase. Todos; de pié, con los brazos en alto, clamaban por una más. El rasgueo de guitarra tuvo reconocimiento instantáneo, “Give a Little Bit” fue el regalo escogido para finalizar la noche. La voz de Hodgson, su presencia y energía aún permanecen intactas como en sus mejores tiempos, y entregó lo mejor de sí en una perfomance soberbia, que se transformó en el apogeo de la función
Roger Hodgson cerró así su mejor perfomance en Argentina, en un espectáculo inigualable en emociones e intensidad, dramatismo y alegría.
Habrá que esperar, de aquí en adelante, que sucede en su rol como compositor. Más de cincuenta composiciones en su haber (Hum Hum”, “Low Dance” o “Sad Boy”, por citar sólo algunas) esperan ver la luz. Cabría preguntarse que sucedería si un productor de primera línea, (como en el caso de Nigel Godrich con Paul McCartney, o Brian Eno con Coldplay) lo impulsase a forzar sus límites. Por supuesto, no hablo de la búsqueda de éxito comercial, sino del mejor registro artístico posible para sus nuevas composiciones. Muchas de esas canciones aún ocultas esperan transformarse en nuevos clásicos.
Entretanto, la audiencia en nuestro país clama por que cumpla con su anuncio: un nuevo retorno el año próximo.

Walter Alarcón

Éste fue el Set List:

Take the Long Way Home
School
Hide in your Shell
Lovers in the wind
Soapbox Opera
Easy Does It
Sister Moonshine
Breakfast in America
Along Came Mary
The Logical Song
Lord is it Mine
Child of Vision
The Awakening
If Everyone was Listening
Don't Leave Me Now
Dreamer
Fool’s Overture
******
Lady
It's Raining Again
******
Give a Little Bit

Fotos, agradecimiento: Marcela Mutti/Fernando Tobal Castro/Facebook: Fan club español

miércoles, 12 de mayo de 2010

Gran Rex: martes 11 de mayo de 2010

Pronto estarán disponibles en el blog imágenes, videos y notas, realizadas ayer en el Gran Rex.
Además, junto a Horacio Martinez, tuvimos la oportunidad de realizar un reportaje a Roger Hodgson luego de su actuación.
A quienes visitan este blog les pedimos paciencia, pues el material requiere edición.
Gracias a todos los amigos que nos acompañaron en el mágico día de ayer.

martes, 11 de mayo de 2010

Posible grabación hoy en el Gran Rex

En una entrevista telefónica realizada por Alfredo Rosso, reconocido crítico y periodista de rock, Roger Hodgson mencionó la posibilidad de grabar el show de hoy en Gran Rex, para una futura edición de un disco en vivo.



En efecto, en el programa "La Casa del Sol Naciente", emitido hace pocos días por la "Rock & Pop", Roger Hodgson afirmó que preveé grabar algunas de sus canciones en el show de hoy en el Gran Rex.



Alfredo Rosso

lunes, 10 de mayo de 2010

Mensaje de Harmonic Management

Message from Roger and Harmonic Management Regarding Supertramp's Statement

The Latest from Buenos Aires.

Hi there. We just got off a 19 hour plane ride from Berlin where we just did an orchestra show and then flew to Argentina. And as we got here, we saw Supertramp’s statement on our google alerts which was very surprising. We just wanted to post a quick response to all the fans to say this isn’t true and there are a lot of holes in this statement. It doesn’t address anything about how they are using Roger’s songs and his voice to promote their tour or about Rick not honoring his agreement with Roger not to play his songs.
Yes, it is true that we did meet with Rick & Sue once. We had a cup of coffee in Canada in the summer in the middle of our 2008 tour. And then it was almost a year before we even spoke to them again. So to say there were negotiations happening during that time is simply not true.
Yet, what is more important is that Roger did write to Rick in February asking him if it was true that the anniversary tour was happening and he never got a reply. And we did offer to join Rick for a few special reunion concerts when our tour schedule allowed, and their agent told us they refused. We know how much fans have been wanting Roger to join Supertramp on this 40th Anniversary tour, so our main reason for offering was for the fans’ sake. We really think you deserve it. We want to honor all the appreciation that the fans have given Roger and Supertramp over the years for their music. Roger wouldn’t be here doing these concerts and playing the music that he loves if it wasn’t for you.
So, that is our quick response for now. We’re going to sleep for a few hours before band rehearsals. As we recover from jet lag we’ll give a longer statement.

Love to you all,
Harmonic Management & Roger

Es en respuesta a éste comunicado publicado en la página oficial de Supertramp:

A MESSAGE FROM SUPERTRAMP
In June of 2008 Rick Davies went to meet with Roger Hodgson to discuss the possibility of a reunion with him. After fifteen months of discussions, last fall Rick and Roger did not come to an agreement as was hoped. Roger decided to continue his solo career as he has since leaving Supertramp twenty-seven years ago.
After a bit of soul searching and much encouragement and support from Supertramp’s longstanding promoters, Rick decided to put the band back on the road.
The “70-10 Tour” is a celebration of 40 years of Supertramp, which Rick started in 1970, but it is not a reunion with Roger Hodgson. We wish Roger well and look forward to playing for you this fall.
We sincerely hope this puts an end to the confusion that has been circulating on the internet and in the press.

sábado, 8 de mayo de 2010

Roger Hodgson en "El Exprimidor", jueves 6 de mayo de 2010


Uno de los programas que escucho cada día es "El Exprimidor", conducido por Ari Paluch. De lunes a viernes, entre las 6 y las 10 de la mañana, con una segunda emisión entre las 18 y las 20, el envío se ocupa de brindar información de primera mano.
Política, economía, arte y espectáculo, entre muchos otros temas, son debatidos y analizados con un lenguaje sencillo y ameno que llega con claridad a cada uno de los oyentes. Móviles y columnistas aportan sabiduría y humor al programa.
Pero además, Ari es un ser profundamente espiritual. Cada jueves, entre las 19 y la 20, reserva una parte de su envío para "El combustible espiritual" donde propone una ayuda para el alma, el despojo del ego, y paz interior. Paluch escribió dos excelentes libros que recomiendo y que son éxito de ventas:




Ari es un confeso fan de Genesis. Por eso, fue una sorpresa para mi escuchar en vivo una entrevista exclusiva; motivo de este post: Roger Hodgson desde Alemania pocos días antes de su llegada al Gran Rex. Como podrán escuchar, Ari Paluch es fan de Supertramp, y de Roger Hodgson en particular. Espero que disfruten la entrevista tanto como la disfruté yo.



Link a El Exprimidor

martes, 27 de abril de 2010

Publicidad en la vía pública

Varias semanas antes de la presentación de Roger Hodgson en Argentina, aparecieron en la vía pública enormes carteles anunciando el concierto.
Algunos fans aprovecharon la ocasión y se fotografiaron delante de los pósters. Entre ellos estaba Marcela Mutti, quien cedió gentilmente éstas imágenes para compartirlas aquí.


La toma fue realizada en Avellaneda, provincia de Buenos Aires.




¡Gracias Marcela!

miércoles, 14 de abril de 2010

Kate Murtagh, la camarera de Breakfast in America

Esta tapa, diseñada por Mike Doud, fue ganadora de un Grammy. La modelo que representa la Estatua de la Libertad fue Kate Murtagh, quien entonces pertenecía a "Ugly Models Agency".


Breakfast in America es considerada una de las mejores tapas de todos los tiempos.


Imágen utilizada para gráfica y promoción del álbum.

Hoy aparecieron en la web imágenes inéditas de Kate Murtagh tal como está ahora, a los noventa años.




Aquí el enlace original

Entradas en venta hoy

Venta de entradas:

Las entradas estarán en venta a partir de las 10 am del Miércoles 14 de Abril a través de www.ticketek.com.ar
También podrán adquirirse telefónicamente, en puntos de venta y en la boletería del teatro.

lunes, 12 de abril de 2010

Repercusiones previas

Varios medios locales anticipan la visita de Roger Hodgson a nuestro país:



Cuando todavía resuena estruendoso el boom que provocó su anterior concierto en Argentina el pasado 22 de febrero de 2009, la productora Ake Music anunció oficialmente en las últimas horas de ayer la llegada al país del colosal músico Roger Hodgson a Buenos Aires, quien volverá a actuar en el Gran Rex el 11 de mayo, sin que se descarte alguna fecha extra de acuerdo a la demanda que pueda provocar este recital protagonizado por la legendaria garganta del mítico conjunto Supertramp.
En un cable transmitido por Marina Harvey, vocero de la productora, se confirmó que Roger estará en Argentina por tercera vez, espectáculo con su excelente grupo que recreará un repertorio que mezclará los clásicos de su anterior banda con un adecuado repaso de su carrera solista, una performance que los críticos musicales del mundo han definido sin vacilar como "una de las más brillantes de la actualidad".
Los ecos de la última tournée del reconocido cantautor fueron mucho más fuertes de lo esperado, especialmente por la sensacional gala que el talentoso artista desarrolló en una de las fechas del festival "Viña del Mar 2009". Allí, a pesar de iniciar sur performance en un trasnochado horario, enloqueció a las 25 mil personas que se dieron cita para cantar todos los clásicos del legendario grupo y también los hits de su presente solista. Esas diez canciones en la mítica plataforma trasandina, se convirtieron en uno de los DVD extraoficiales más famosos del año, material que los fans de este artista consideran como un set devastador desde cualquier ángulo de análisis.
En Buenos Aires, durante dos jornadas con lluvia y bastante frío de un infrecuente febrero alterado climáticamente, el músico se alojó en el NH City Hotel, provocando un fenómeno de afecto y masividad infrecuente en la zona, apenas comparable con la beatlemanía de los '60.
Responsable de éxitos como "Give a little bit", "The logical song", "Dreamer", "Take the long way home", "Breakfast in America", "It?s raining again", "School" y "Fool?s overture", Hodgson tocó por segunda vez en Argentina el domingo 22 de ese mes ante casi cuatro mil asistentes que no pararon de ovacionarlo en dos emocionantes horas de concierto, evento destacado en las críticas de los siguientes días. Se vuelve obligatorio destacar que este músico fundador del conjunto que revolucionó el rock progresivo de principios de los ?70, estuvo en Mar del Plata durante fines de 1998, época en la que desarrolló una extensa gira nacional en un formato de trío, semanas en las que su tarea conmocionó a sus seguidores y aquellos que en esa oportunidad refrescaron un repertorio que se mantiene vigente con el paso de las temporadas sin deterioro alguno, fruto de un estilo que lo consagró definitivamente en los cinco continentes.



Continuará...

jueves, 25 de marzo de 2010

Crime of the Century: Southcombe Farm

Ante todo quiero agradecer a Cass McCune por su gentileza al compartir fotos que, hasta hoy, permanecían inéditas. Creo que son un documento único para los seguidores de la banda. Cass fue testigo directo de aquélla época y, por suerte, logró conservar las tomas. Lo que sigue es el contexto y la historia de donde fueron tomadas. Ojalá disfruten las imágenes tanto como yo.

Martin Melhuish, aborda esta parte de la historia en un capítulo de su libro “The Supertramp Book”. De allí está extraída parte de la información, y los testimonios de los integrantes del grupo.

Luego del escaso impacto comercial de su segundo álbum, (Idelibly Stamped), Supertramp iniciaría la gestación de una obra mayúscula: “Crime of the Century”. Una vez que el grupo tuvo varias canciones terminadas, se decidieron a presentarlas a A&M Records. Tan seguro estaba el sello de que la visita era para rescindir el contrato que la compañía lo tenía escrito, firmado y listo cuando entraron al salón. Dave Margereson, nuevo A&R (Director de Artistas y Repertorio) del sello, escuchó canciones como "Asylum", "Crime of the Century", "Dreamer", "School", y "Bloody Well Right" en su forma embrionaria. Su reacción fue inmediatamente positiva. Él les rehizo el contrato con A&M, consiguió más tiempo en los estudios y un lugar para los ensayos: una cabaña llamada "Southcombe Farm", en Somerset.


Somerset, al sur de Inglaterra.

El grupo se dirigió allí junto a sus esposas, hijos, e incluso algunos amigos. La banda trabajó en Soutcombe desde noviembre de 1973 a febrero de 1974 y allí se definió “Crime of the Century”. Una de las canciones más recordadas "Hide in your Sheell" se escribió por completo en aquél lugar.


Dougie Thompson, Ken Allardyce, Barbara Slanovic, Vicky Gorham, Roger Hodgson, Bob Siebenberg, Laura Thompson y Christine Gallagher.

John Helliwell recuerda en el libro de Melhuish cómo fue su estadía en Soutcombe:
"El lugar no tenía grandes habitaciones, pero había cinco o seis dormitorios y un lugar en el fondo donde guardar nuestro equipo. Pusimos allí una grabadora Sony para grabar algunos de nuestros ensayos y darles forma a las canciones. A&M pagaba la casa y nos enviaba dinero para salir a comprar alimentos en el supermercado. El carnicero venía en una camioneta y, como vivíamos al lado de una granja, conseguíamos leche fresca. Bob no podía tolerarlo. Lo llamaba “jugo de cólera”, porque estaba acostumbrado a beber leche en cartón o embotellada".


Vicky Gorham, Rick Davies, John Helliwell, Bob Siebenberg, Dougie Thomson, Laura Thomson (la bebé, hija de Dougie), Christine Gallaher (esposa de Dougie) y Dave Margereson.


Dougie Thomson:
"Para ese momento, aún seguíamos sin dinero. Yo estaba con mi esposa Christine y mi hija Laura. John y Bob también con sus respectivas esposas; Christine, y Vicky. Eran un montón de gastos para afrontar. Southcombe fue una buena idea, pues era económico para nosotros vivir en un lugar barato. Además, estar tan cerca unos de otros nos daba la oportunidad de conocernos mejor".


Russel Pope, John Helliwell, Bob Siebenberg, Dougie Thomson, Laura Thomson, Christine Gallaher, Dave Margereson y Christine Helliwell, quien en ese momento estaba embarazada.

Bob:
"La granja estaba en medio de ningún lugar. Caminábamos hasta el pub que estaba a una milla y media cruzando el campo. Pero el aislamiento fue bueno para nosotros. Puso las bases para ir conociéndonos bajo esas circunstancias y darnos cuenta que teníamos personalidades bastante diferentes. Pero, debo admitir, para mi fue un shock tener que compartir la casa, la cocina y el baño con un montón de gente".




Invierno en en el hemisferio norte.


Russel Pope, Bob Siebenberg, Rick Davies.


Norman Hall, Tony Sheppard y Kenny.


Cass McCune, la autora de la fotos, junto a Dougie Thomson.

Thanks Cass!


La obra final que surgió en Southcombe.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Roger NO saldrá de gira con Supertramp

From Roger's Management:

Recientemente nos hemos enterado de que Supertramp estará de gira por Europa el próximo otoño y queremos que todo el mundo sepa que Roger ya lleva 27 años fuera de Supertramp, y que no saldrá de gira con ellos en el año 2010 ni más adelante.

Nos había llegado el rumor de que Rick iba a salir de gira un poco antes de que Supertramp anunciase sus conciertos en Francia, y Roger le escribió a Rick y a Sue para ver si el rumor era cierto. Ellos no han contestado todavía, así que obviamente Roger no ha sido invitado a esa reunión.

Además, llevamos ya cerca de medio año planificando la gira 2010 de Roger, y hay muchos conciertos con entradas a la venta en todo el mundo, por lo que simplemente no sería posible que Roger formase parte de la gira del Supertramp de Rick.

Sabemos que muchos fans estarán tristes por no ver a Roger y a Rick saliendo de gira juntos, pero una forma positiva de verlo es que esta es la primera ocasión, desde el año 2002, en que tendrán la oportunidad de asistir a un concierto de Roger y otro de Rick.

Para quienes no lo sepan, Rick Davies es el dueño del nombre Supertramp, después de que Roger le dejara quedarse con él. Así que Roger y el resto de miembros del grupo no son los propietarios de ese nombre. Por tanto, Rick puede salir de gira como Supertramp y contratar a cualquier músico que él quiera. No sabemos cuál será la formación que salga de gira este año.

Fuente: Abel López y Juan Lago
Página oficial Roger Hodgson en español

domingo, 21 de marzo de 2010

Happy Birthday Roger!

Have a great day and welcome back to Argentina!

Ana López, del grupo español de Facebook, creó este video y tuvo la gentileza de compartirlo con nosotros. ¡Gracias Ana!




Kathy Jones, de Texas, invitó a los fans alrededor del mundo a participar de este saludo. Click aquí para ver el slide.
Gracias Kathy!

jueves, 18 de marzo de 2010

Gran Rex: entradas en venta

Ticketek anuncia la próxima venta entradas para el 11 de mayo ¿Sold out?





Acceso aquí

miércoles, 10 de marzo de 2010

Roger Hodgson Argentina 2010!

Confirmado. Roger actuará en Argentina este año. Nuevamente en el Teatro Gran Rex, martes, 11 de mayo de 2010 a las 22:00
¡Que buena noticia!

domingo, 7 de marzo de 2010

Dougie Thomson 1980

En diciembre de 1980 la muerte de John Lennon sacudía el mundo. La noticia ocupaba la primera plana de diarios y revistas alrededor del globo.
Para ese mes, la revista "Pelo" de Argentina reservaba su cubierta para reflejar el éxito de "Paris", el álbum en vivo de Supertramp, en los charts de nuestro país.
La trágica muerte de Lennon obligó a cambios de último momento, pero, el interior de la publicación incluyó un extenso reportaje a Dougie Thomson. Creo que esta es la primera vez que se publica en la Web.


Tapa de la revista "Pelo" diciembre de 1980

Notas especiales

Desayuno en Paris

Supertramp representa al típico grupo de rock estadounidense. Su música no es precisamente progresiva, pero si innegablemente popular. Desde sus comienzos, a principios de la década del setenta, la banda fue desarrollando un estilo simple, casi pop, y un sonido que los identificó claramente. El éxito de discos como “Crimen del siglo”, “Aún en los momentos más tranquilos” y “Desayuno en América” llegó paralelamente al desarrollo musical que la banda fue logrando.
Después del éxito logrado con sus últimas producciones de estudio, faltaba (por supuesto) el álbum en vivo. Producto de la intensa experiencia de la banda en los escenarios de América y Europa, "París" resume toda la trayectoria musical recorrida por el grupo hasta el momento, pasando por cada una de las canciones más representativas.
Supertramp está actualmente en Los Ángeles, descansando después de tan agotadoras y extensas giras. Sobre los planes futuros, el pasado y el presente de Supertramp, habla el bajista Dougie Thomson en este reportaje cedido exclusivamente para ser publicado en la Argentina por la revista PELO.



¿Que hiciste después del lanzamiento de "Paris"? ¿Te tomaste vacaciones?
No, en este año no hemos tenido vacaciones, por el proyecto de "Desayuno en América"; fueron más de cien shows, y dos años y medio de trabajo, y dos años y medio de estar juntos todo el tiempo. Cuando terminamos, lo único que queríamos era estar separados un tiempo, tomar un poco de aire, recibir un poco de estímulos exteriores. Después de estar en contacto con la gente del grupo tanto tiempo seguido, es muy fácil estancarse.

¿Qué haces para recargar tus balerías, para relajarte?
Cada uno de nosotros tiene sus formas particulares de descansar, y también sus propios intereses fuera del grupo. A mi me gusta navegar, así que uso en eso la mayor parte del tiempo que no estoy con el grupo.

¿Tenes un barco acá en Los Ángeles?
Sí, vivo en el barco. Viví en el barco todo este año.

¿Es muy grande?
Tiene cuarenta y cuatro pies, es un Peterson a vela.

¿Te serviría para hacer un viaje largo por el océano?
Por supuesto, y ya hice varios de esos viajes largos.

Alguien comentó que te gusta bucear.
Sí, estuve en muchos lugares diferentes practicando buceo: en Australia, en el Caribe y en México. Lo hago siempre que puedo y que el trabajo me lo permite.

¿Tenes planes de algún viaje para el futuro inmediato?
No, realmente no, porque estamos muy cerca de empezar a trabajar otra vez. Ya empezamos a hablar de qué y cómo queremos hacer a continuación. Además, no me gusta estar desconectado del trabajo mucho tiempo. Lo que sí me gustaría es ir a Australia, la última vez que fui fue en la gira de 1976, y tengo algunos amigos a los que tengo ganas de ver, así que espero andar por ahí antes de fin de año.

¿Vas a ir en tu barco?
No, en avión.
.
Creo que acaba de salir el último álbum de un grupo que se llama Supertramp, ¿vos sabes algo?
Sí, me parece recordarlos...

"París" ya está ocupando excelentes puestos en los rankings de muchos países; supongo que eso debe de gratificarlos. . .
Sí, mucho, especialmente porque, como es un álbum en vivo, tiene mucho material viejo. Es sorprendente el éxito que está teniendo éste álbum.

"París" no es la continuación de "Desayuno en América", ¿verdad?
No, más bien es un resumen de todo lo que hicimos antes de ese álbum. Y tiene, por supuesto, algunos temas que no habían sido editados, porque nunca habíamos tenido ganas de tocarlos ni en disco ni en vivo (sic). Nosotros vemos a "París" como el fin de una era en nuestra carrera, como un resumen de la década de los setenta, como nuestra declaración sobre esos años. Creo que hemos sido bastante específicos aclarando que este álbum no es un nuevo álbum, sino nada más que un resumen de lo que hicimos en los últimos diez años. Ahora que nos sacamos eso de encima nos sentimos más libres para pensar qué vamos a hacer en una nueva dirección musical.

¿Cómo lograron ese sonido cristalino, típico de Supertramp, en grabaciones en vivo, en las que generalmente hay problemas de monitores, ruido del público, etcétera?
Bueno, primero y principal, Peter Henderson y Russell Pope se dedicaron de una manera increíble a todo el asunto. Grabamos un montón de shows en Canadá antes de ir a Europa, y; aunque ninguno sirvió para el álbum, sí sirvieron para hacernos dar cuenta de lo que no íbamos a poder lograr. Entonces, cuando llegamos a Europa grabamos más actuaciones, hasta que todo empezó a limpiarse y despejarse, de manera que pudimos sacar un álbum.

Hasta que, finalmente en el concierto del 29 de noviembre en el Pavillion de París, todo salió a las mil maravillas. ¿Como fue ese show?
Ya estábamos muy cerca del fin de la gira, todo era muy caótico. Estábamos exhaustos, y la poca energía que nos quedaba la habíamos reservado para esas dos horas y media de show, para hacer lo mejor posible. París nos pareció una ciudad muy excitante, muy colorida, y eso nos ayudó. Y el Pavillion, donde grabamos, no es la más maravillosa obra de arquitectura del mundo, pero es un lugar con mucho clima para tocar, así que eso también nos ayudó.



Por ahí se cuenta una historia que nos dice que la primera vez que ustedes tocaron en París, en 1971, solamente ocho personas fueron a verlos.
Es verdad. Solamente ocho personas pagaron la entrada para vernos. Lo que pasó es que nosotros regalamos muchas entradas y dejamos las puertas abiertas para que la gente pudiera entrar. Creo que en total habrán asistido unas cien personas y nosotros hicimos el show como lo hacíamos normalmente. Fue hermoso. Después hicimos esta última gira francesa, de la que salió el álbum, con el mismo promotor de aquella vez y nos confesó que de las ocho entradas que se habían vendido, él había comprado seis, y no tuvo el valor para decírnoslo.

Vamos a hacer un poco de historia: ¿Vos te uniste al grupo en 1973?
En 1972

¿Y John Helliwell se incorporó en esa misma época?
No. Helliwell se unió al grupo un poco después. Yo me uní a lo que quedaba de un grupo que era parte de Indelibly Stamped (sic). Trabajé con esa versión de Supertramp durante alrededor de un año y nueve meses, y después todo cayó, musicalmente. En ese momento éramos Rick, Roger y yo; y Russell Popé y Tony Sheppard, que hace todas las luces.

¿Cuándo apareció Bob C. Benberg?
Lo encontramos en 1973.

¿Él estaba en Inglaterra?
Sí, estaba en Inglaterra haciendo algunos trabajos para unos grupos locales. En realidad, hacia el final de la primera versión de Supertramp, Bob ya había actuado algunas veces con nosotros. El tocaba en un grupo de apoyo y fue Rick el que lo descubrió y nos dijo que le gustaba como tocaba.

¿Cómo fue que conociste a Roger y a Rick?
Leí un aviso en un diario y me presenté para dar una prueba, junto con no sé cuanta gente aburrida, horrible, y realmente me dio mucha pena que tuvieran que pasar por todo eso para conseguir un nuevo integrante Así que cuando terminé les deseé buena suerte y me fui, y no supe nada más de ellos hasta unas dos semanas después, cuando me llamó Roger y me dijo: “Vos sos el único del que nos acordamos, así que podes venir y quedarte". Fui, hablé con Roger durante un rato y desde ese momento comenzamos a construir una buena relación.

¿Hay un álbum de Supertramp que prefieras en particular?
Sí, hay dos. "Crime Of The Century", como obra general, es mi álbum preferido, por la idea conceptual que encierra. Nos pasamos mucho tiempo preparándolo, y desde entonces nunca hemos trabajado tanto en un disco como en ése. Por ejemplo, fue la última vez que Rick y Roger realmente compusieron juntos. Y también me gustaba bastante “Desayuno en América", porque es honesto, porque se plantea quienes somos como grupo, porque es más natural. Además, ése fue el álbum que nos sacó del papel de ser un grupo "culto" en Estados Unidos, para convertirnos en un grupo más popular.



Tan popular que hicieron ciento once actuaciones casi sin parar.
Sí, pero fue la primera y la última vez que lo hicimos. Una gira tan extensa te lleva a un nivel pésimo creativamente, y además es negativa para las relaciones entre nosotros, como grupo y como personas.

¿Por qué quedan tan exhaustos?
Porque es demasiado. Exageramos un poco, porque había muchos lugares a los que queríamos ir con esa gira. Queríamos ir a Japón y a Australia, y a Sudamérica, pero físicamente no teníamos las fuerzas para hacerlo. Así que, cuando en el futuro hagamos una gira, la haremos mucho más corta. Es mucho más sano y es mejor para el público, porque, tarde o temprano, cuando uno actúa sin parar llega un momento en que uno ya no tiene la calidad que quisiera. No queremos volver a actuar sabiendo que no estamos en forma.

Parecería que en todo lo que hace Supertramp siempre hay un tinte de perfeccionismo, desde las tapas de los álbumes hasta la música, desde la calidad del sonido hasta las canciones. ¿De dónde viene eso?
De todos nosotros. Pensamos mucho en lo que hacemos, y no nos gusta que se abarate de ninguna forma. Y también somos conscientes del hecho de que la razón por la cual podemos hacer lo que queremos, o sea música, es que la gente paga por eso. Para que la gente siga satisfecha uno tiene la obligación y la responsabilidad de dar lo mejor de sus esfuerzos, en todos los aspectos, desde el arte, a las actuaciones, a los discos.

Bueno, ahora tienen la recompensa por tanto esfuerzo...
Sí, pero parte de la recompensa fue hacer todo lo que hicimos. La diversión, la aventura de hacer todo esto...

¿Aun en los días en que sólo ocho personas pagaban la entrada?
Sí, lo emocionante era ir logrando cosas, ir avanzando poco a poco.

¿Y a pesar de las contrariedades no perdieron el espíritu y la alegría de la creatividad?
Por supuesto que no, y creo que se nota. Todavía estamos acá, diez años después.

Vos creciste en Glasgow, ¿Te mudaste a Londres cuando eras muy joven?
Yo viví en Glasgow -es decir, en varias partes de Escocia, porque mí familia se movía mucho- hasta los dieciocho años, después viví un tiempo en Alemania, y después volví a Escocia.

¿Qué hacías en Alemania?
Tocaba en grupos. Fui a la escuela hasta los dieciocho años, y tenía grandes planes de ir a la Universidad y ser arquitecto, o navegante; hubo un momento en que pensé unirme a la armada. Pero, al mismo tiempo, a partir de los dieciséis años empecé a tocar en grupos.

¿Siempre como bajista?
Sí. Así que llegó un momento en que mi educación pasó a segundo plano con respecto al entusiasmo de estar en un grupo de rock y todo eso.

¿Elegiste el bajo por alguna razón en particular?
No lo elegí, simplemente sucedió; fue una progresión natural.

¿Nunca quisiste tocar el piano o la guitarra?
Sí, tuve esas aspiraciones en un momento, pero no era natural. Lo realmente natural para mí era el bajo. Además, yo siempre he sido una persona para trabajar en equipo. Me gusta trabajar con otra gente, y el bajo es justo el instrumento que es una parte integral de todas las cosas.



Eso nos lleva a otro tema. Sería interesante que dieras una síntesis de tus opiniones sobre los otros integrantes del grupo. Empecemos por Rick Davies.
Rick es una persona con mucho talento. Creo que en el fondo es muy frustrado, y tal vez su talento provenga en gran parte de eso. Siempre está preocupado por algo.

¿Cuál es el elemento de su frustración?
No sé. Atraviesa largos períodos en los que no puede escribir, y eso lo debe de frustrar mucho como creador.

El otro compositor de Supertramp, Roger Hodgson, parece estar en el otro extremo de la escala.
Roger es maravilloso, es como un hermano para mí. Es amable, tranquilo, una persona realmente encantadora. Y totalmente desorganizado; vive en un constante estado de caos...

Rick y Roger son muy diferentes para componer
Rick es mucho más capaz para construir, para pensar un plan para algo y construirlo, que para pensar en el grupo y escribir cosas para instrumentación. Roger fluye, el material le sale naturalmente, hasta que no tiene que parar. Ese es el principal problema de Roger: a veces se sienta con la guitarra o con el piano y los temas le fluyen y le fluyen, y no le gusta detenerse y poner todo eso en orden, con letras que combinen y temas separados. Lo más difícil para el es tener que volver sobre sus propias músicas para arreglarlas y definirlas.

¿Y John Helliwell?
John es un músico, no hay manera de hacerlo parar cuando se pone a tocar. En el estudio hay veces en que necesitamos que alguien vaya y literalmente lo desenchufe, porque si no sigue tocando sin parar. Es un músico increíble, increíble.

El es el que en general le habla al público durante las actuaciones...
Bueno, también es un payaso, un tipo muy natural. Desde que lo conozco, siempre tuvo ese don de la naturalidad, de la espontaneidad.

¿Y Bob Bemberg? Parece un tipo muy tranquilo.
Bob es más serio; está realmente dedicado a su música y a tocar. Actualmente se está terminando un estudio en la casa, y estoy seguro de que ése será el lugar donde vamos a reunimos dentro de poco para empezar a trabajar otra vez.

¿Hay otros integrantes del grupo que compongan, aparte de Rick y Roger?
Bob. Ya tiene mucho material que estuvo componiendo en los últimos meses. También empezó a tocar piano, creo que hace dos o tres años, y además compone y toca algunas cosas con unos amigos. Su cuñado es guitarrista en Thin Lizzy, y Bob y Scott hacen algunas cosas juntos. Supongo que no pasará mucho tiempo antes de que decida sacar sus músicas al aire.

¿Vos tenes alguna motivación para componer?
No, ninguna, realmente. Antes, cuando estaba en otros grupos, componía un poco. Una de las cosas que me hizo quedarme en Supertramp es que desde el principio me fascinó la manera de componer de Rick y Roger, y todavía me pasa lo mismo. La verdad es que no me interesa componer.

¿Hay algún tema de "París" que prefieras especialmente?

"Crime Of The Century"; realmente me gustó mucho como salió ese tema. Esta versión me gusta más que la original.

¿En general estás conforme con "París"?
Sí, por supuesto. No creo que lo hubiésemos editado si no hubiéramos estado conformes.

La mayoría de la gente está fascinada con la tapa del álbum.
Mike Doud es el que hace todo el arte de nuestros discos. Pobre hombre, hace años que nos tiene que aguantar, y sin embargo siempre hace cosas magníficas. Algún día va a publicar un libro de todas las tapas que nos hizo y que no nos gustaron en su momento.

La tapa de "Desayuno en América" fue muy exitosa también. Cambiando de tema, ¿me dijiste que ahora ya están a punto de empezar otro álbum de estudio?
Bueno, primero nos vamos a poner a hacer música, que para nosotros es lo más importante, es la base de todo. Después veremos si nos parece que tenemos material como para hacer otro álbum. No nos gusta entrar en el estudio forzados por el tiempo, y grabar cualquier cosa que se nos ocurra, sin estar seguros de si eso es lo que queremos que salga a la calle.

Como vos mismo dijiste, en la última gira quedaron muchos lugares en los que quisieran haber tocado y no pudieron. ¿Tienen algún plan más o menos inmediato de "cumplir" con esos compromisos?
No sé, no puedo decir ni a dónde vamos a ir, ni cuándo. A nosotros todavía nos gusta y nos trae la idea de salir, viajar y actuar en lugares diferentes. Pero, logísticamente, es una pesadilla. Tenemos que transportarnos nosotros y alrededor de cuarenta personas más, entre ayudantes, técnicos, etcétera. Y además, todo el equipo. Y todo eso es mucho peor si uno decide muchas giras cortas; en lugar de una larga, que es lo que más nos gustaría. Pero supongo que de alguna manera nos vamos a arreglar.


Ficha técnica:
Revista Pelo
Diciembre 1980
Editorial Magendra S.A.
Director: Osvaldo Daniel Ripoll
Secretario de redacción: Juan Manuel Cibeira
Servicios exclusivos:
Campus Press
Ica Press
Aida Press
Keystone
Panamericana
R&R Office
Europa Press